viernes, 3 de junio de 2016

https://www.wattpad.com/myworks

jueves, 14 de abril de 2016

Sentir 1




La aleación de luz en tu mirada,
con  eminente base en el cielo,
me entrega bello calor y hielo,
en perfecta y sensual armonía.
Todo es singular galantería
¡Me pierdo en electrizante vuelo!

Espiral veraniego es lo que huelo,
condimento sugerente en mis labios,
de un elixir de linaje de sabios,
es tu mirada  dulce, cautivante,
que me entregó inspiración hechizante,
en un hato de perfectos resabios.

Tu mirada y tus perfectos labios,
próximos por fracción principal,
al torbellino creador casual,
de opulencia con lastre divino,
navego en ellos gustando un vino;

¡Revivo, vuelo en  forma total!

domingo, 18 de enero de 2015

Otra historia.










Arañas de raíces deformes,
nunca están conformes con lo que les toca vivir;
Es sólo para ellas parir, malas acciones,
que luego las transforman en reacciones,
de querer las canciones, de otros en la marcha,
colocan un manto de escarcha para simular sus raíces,
quieren verse como perdices en la jugada que hacen,
mientras tanto pacen comiendo moscas
y en sus verdades toscas, siguen mintiendo,
 sin importar a quien le esté doliendo, las redes que tejen…
 Arañas ponzoñosas, melosas y tramposas
no saben de dignidad ni cosas buenas,
mueven sus patas como si tuvieran antenas, oliendo,
a quién atrapar torciendo, las cosas importantes,
y luego con gran talante se las dan de almas perfectas,
de vidas rectas, caminos con gran carácter de narices empolvadas,
y la dignidad está mellada en un rincón de sus cuevas…
arañas, arañitas, arañotas , trogloditas y mañosas,
…lo que siembren cosecharán es la ley de esta vida,
el camino es de ida y por más que pidan lo imposible,
nada hará factible que vuelvan las emociones…
Porque cuando tuvieron esas canciones  en sus manos,
las dejaron en los llanos, de la indiferencia,
y ahora piden clemencia para volver a empezar,
cuando el precio a pagar es la felicidad de otros…
Arañas de rincón, grotescas y mortales,

recuerden que lo que siembren a raudales, a raudales cosecharán.

domingo, 11 de enero de 2015

Misiva









Ya ves. La vida avanza y los años pasan, a veces, con tanta lentitud que parecen tener pies de cemento, o cuerpo de tortuga…aquí permanezco, intentando no perder la cordura aunque, cuando me levanto y  miro el espejo no entiendo por qué veo en mi cabeza elefantes haciendo fila para ir al baño antes que yo….y no me asustan sólo que, tengo prisa por  salir al viento para que peine mis cabellos y así recordar tu aliento fresco  que era mi compañía,  antes de que este desencuentro  vital nos separara…

martes, 30 de septiembre de 2014

Voces diferentes.






Ella, de cinco años, mirando la pecera atentamente dice en voz alta para que la escuche, que los peces tienen hambre.
Pregunto distraída, absorta en mis quehaceres:_  ¿Ellos Te lo dijeron?
Ella contesta con una carcajada, riéndose de mi ocurrencia y exclama:
_ ¡No!...cómo se te ocurre que los peces van a hablar. No son humanos. Son peces.
_Entonces cómo sabes que tienen hambre- replico_
_Porque ellos  lo dicen.
_Pero si no hablan _insisto, casi burlesca_
_Lo sé…sólo lo dicen…yo los escucho; pero sin palabras lo dicen; ellos tienen una voz distinta…acércate para que los escuches.
Me acerco, tomo la bolsa de comida y los alimento. Ella sonríe agradecida de mi acción.
_ Gracias…Ahora ya están contentos_  y se va tarareando una melodía que no reconozco y  bailando su paso preferido, sin más, dejando a su alrededor una luz que refresca. Natural, dulce y etérea como siempre. Viviendo su presente,  escuchando todo, viendo todo, oliendo todo, absorbiendo todo, viviendo paso a paso; cada instante repleta de una energía  que la renueva  y renueva todo lo que toca… Viviendo; que parece comprender más que yo con mis casi cincuenta años de experiencia…






viernes, 22 de agosto de 2014

Fantasmas a los pies de la cama


       

                                                      

                                                               
                                                                Minuteros aprisionando  sueños,
                                                               degollado amaneceres,
                                                               recluyendo la lívido necesaria
                                                              a los pies de la cama.
                                                             
No sé en qué punto de inflexión sucedió esto de secarme,
esto de ser al sol fruta huraña, melodía sin colores en el trance.
El mundo tiene falencias que me inspiran silencios dolorosos,
no hay gusto en las bocanadas de aire que me llevo a los pulmones,
como cuchillos pulidos con espinas fragantes,
de esos que llegan tan profundo que hasta el espíritu se congela;
No muero, no vivo, ya no me acuerdo de la última sonrisa clara,
tengo una pintada en el rostro para cuando siento que debo resistir,
la uso y desuso a conveniencia arbitraria de mis miedos.
Las paradas grises de los ascensores sin freno no ayudan en echar a andar el corazón;
Todo es prisa en las góndolas que elevan las esperanzas y las sueltan al viento
sin poder alcanzarlas para acomodarlas a mis ilusiones.
Hay un punto de desviación  que no vi como lo abordé,
o si me abordó él en un descuido de mis ángeles custodios…
No tuve la lucha en mis manos desorientadas,
no tengo las franquicias para  conseguir alcanzar la verdad.
La complicidad de las horas atiborradas de ideas desordenadas
no ayudan a dejar de evaporar mi piel desarmada de primaveras.
La lluvia de mis ojos no pueden gratificar las sombras que penan,
enferman los estanques en que limpiaba mis premoniciones…
Mientras me queda luz sigo los escarpados senderos,
mastico las entrañas de la tierra y me lavo  en sus recovecos antiguos,
mirando el horizonte  fermentado de colores líquidos que no se detienen,
que no se retraen para alcanzarlo y lograr entibiar mis sandalias destartaladas.
Muero pero no muero,
¡Vivo! pero el aire que respiro me hace morir en el patio trasero.
Tantos huertos ensartados de frutas fumigadas con contaminados amaneceres,
de autos  asesinos, de chimeneas  devoradoras de pulmones.
No sé en qué punto de inflexión se me secó la boca
y se volvieron desabridos los besos, escasos , ajados,
abollados en la comisura de mis labios usados sólo para cumplir.
Se me desarmó la caricia al borde de la almohada que cobija mis anhelos,
se me aflojaron los intentos por acicalar los puertos que me prestaron,
embarcada en sin motivos, en sin sentidos, con cuerdas rotas y plumas desgastadas…
Vuelvo corriente arriba a desovar historias para que fermenten,
 y el olvido  no me amortaje por la espalda…

jueves, 5 de junio de 2014

Cinco de Junio





Aquí me despliego, en tu vuelo de alas rotas,
no perfectas pero reales en su totalidad;
verdaderas,sinceras en  entregar su delirio  y tempestad.
Fuego en la médula del sentir
que se hace etéreo e inigualable  en el vivir,
fomento el vuelo de tus sueños,
porque eres el dueño del sol que ilumina mi camino,
forjas con tu luz el destino de estos pies trashumantes
 que tienen el talante de vida, sólo porque tú sigues aquí…al lado, acompañando…
Aquí me expando, en tu voz ,
que alimenta y fermenta el incendio de mis esperanzas,
nada es imposible en el verbo de tu sonrisa
que edifica con prisa el hoy;
en el adjetivo de tu abrazo
que es el sinónimo de un lazo invisible pero cierto,tutelar;
en este hoy pintado de alboradas sublimes al borde de tu ombligo,
este hoy ambiguo pero que es axioma en el corazón que  siente
y que a mandíbula batiente confiesa,
que eres la pieza faltante para completar el puzzle  del  camino,
este camino que lleva al destino que desde siempre estuvo marcado …
¡este!, cerca, a tu lado , replegando las alas ,
acicalando, inclinando la voz hacia lo amado;
en mi alma va tatuado tu nombre, dueño del aliento que me hace emerger,
para volar con mejores vientos y trascender….
Aquí me completo, en estos sonidos elípticos
que vienen de ti; que abarcan hasta el fonema de los ángeles,
para entregar  al espíritu indómito que te espera en esta vereda lejana,
lo que tienes que decir…
Aquí agradezco y festejo el privilegio de que seas real, para mí,
y que tu boca lleve mi nombre encumbrado
 por sobre todos los otros nombres
y que en tu corazón brille la luz de mi esencia
así como brilla la tuya en mi existir eterno.


miércoles, 30 de abril de 2014

Uno.





Varices en las manos de tanto lavar historias,
para que se queden en la memoria de forma más amable,
 de equilibrio más  estable en los  pulmones  contaminados,
 que los caminos mal hallados siempre se han de quedar
en el  tallar las lágrimas de los días  tenebrosos;
aquellos caminos ociosos ¡dejarlos en el pasado!
como algo quemado en el atril de las horas
y sin demora  asirse de los vientos que llevan fragancias,
de mejores estancias en que palpita la vida;
que el camino es de ida y hay que aprovechar
en mirar  y disfrutar los colores del universo
esos que sacan versos a los corazones de luz.

Callos hasta en los zapatos de tanto indagar la  esperanza
no hay mejor camino a la templanza que la que se hace en positivo
no vivir en retroactivo, ni en negativo el camino adelante,
hay que hacerlo con gran talante, de frente y con ganas,
así se hacen y crecen  personas sanas para habitar este mundo
que tiene que ser fecundo  en el amor fraterno,
ese que es eterno y habita en el alma del creador…

Eloísa Echeverría.

lunes, 21 de abril de 2014

No más.






No soy más que esto que viene guardado en la memoria,
de los que antes hicieron la historia y  marcaron a fuego,
en donde no elevaron  ni un ruego por mis días en este sendero,
mancharon el camino postrero con sus orgullos mal paridos,
echaron al mundo hijos perdidos de la luz que reconforta,
aquella que siempre exhorta al camino de la paz;
no entregaron ni un as bajo la manga para seguir,
sólo dijeron que tenía que parir para continuar  existiendo…
Mientras ellos muriendo siguen con su perorata,
no escriben ni  una fe de errata para no caer en el mismo infierno
porque el mismo averno se repite de generación en generación…
Yo quiero mi propia canción y volar mis propios aprendizajes
construir mis propios paisajes para que mis retoños,
aprendan que sus otoños los tienen que construir en amor
con luz  y calor,  en sus corazones de  hijos del creador…
Quiero dulcificado el ambiente
no tanto combatiente en las esquinas y las calles,
no tanta pregunta y tanto detalle para saber que merezco,
para saber que pertenezco a este mundo de todos
y que tengo en cientos de modos  derechos y deberes,
no sólo quehaceres en el camino que me toca…
No soy más que esto que viene encajado en la sangre;
 ¡No moriré de hambre! Pero no quiero  seguir consumiendo
esto que está partiendo el corazón de a poco…

Rompo con mis manos los candados de esta prisión.

viernes, 11 de abril de 2014

Extrañándote.








Sólo zumbidos de muerte sin equilibrios forestada,
caminatas mal forjadas en las calles del olvido,
sonidos sin sentido en la estructura de las sonrisa,
el tiempo va de prisa tras las huellas de los recuerdos;
no respeta los acuerdos que tengo con mi corazón,
el de guardar en un bolsón  de piedra  tallado
tu ser tan amado por esta mortal que envejece
pero que te lleva con creces en los sueños más profundos,
esos que  hacen fecundo todo lo que compartimos...

Ando extrañando la expresión de tus ojos maduros,
 que iluminaban lo oscuro de los rincones escarchados;
ahora van envenenados con el silencio de tu semblante
y todo ese talante que forjaba mis auroras …

Aleteo de mariposas tristes al despertar;
No sé caminar sin tu sonrisa amada apuntalando mis pasos…

Eloísa Echeverría.

lunes, 24 de marzo de 2014

Los transeúntes. (Cuento inspirado en la desaparición del avión Malasio el 8 de Marzo del 2014)





 Estoy aquí, observando la destrucción en que se encuentra el planeta tierra después de este tiempo complejo para todos sus habitantes. La realidad es totalmente distinta a  la de hace sólo unos meses. Si bien es cierto siempre han existido algún un tipo de caos y de desencuentros, guerras y rencillas sociales, el general de la gente estaba tranquila habitando.
El comienzo no está claro en el tiempo porque la memoria colectiva falla y se dispersa. Algunos hablan, que hace varios años se venían dando cosas sin explicación y otros que sólo desde hace algunos meses; las historias son ambiguas, sin embargo, sabemos que cuando desapareció un avión con doscientos cuarenta y nueve pasajeros a bordo las cosas se volvieron extrañas. La gente percibía que había un cambio en el presente pero el trajín diario por conseguir comprar cosas y satisfacer  sus egos, no  los dejaron escuchar ni ver lo evidente. Luego, los temblores en el mundo fueron en aumento. Temblaba en lugares disimiles y  que nunca antes había sucedido ni un movimiento telúrico en cientos de años. Los maremotos no se hicieron esperar, cosa que mantenía a todos en alerta. Los volcanes  que parecían  sin actividad, despertaron. El problema aumentó cuando los aviones que desaparecieron fueron cinco el mismo día.  Uno de cada continente. Salidos de diferentes aeropuertos de cinco ciudades muy importantes del planeta. Aviones comerciales que se desvanecieron con su capacidad completa.  Los radares dejaban de avistarlos y lo demás era sólo especulación. Como las comunicaciones son expeditas desde hace un tiempo, y las redes sociales  no tienen fronteras, muy pronto el mundo, de extremo a extremo se enteraba de lo que estaba pasando y el nerviosismo dio paso al miedo. Miedo que cundió cuando de pronto los desaparecidos aumentaban en todo el mundo; en un periodo de nueve meses, tres miembros de una familia compuesta por cinco, desaparecían. Todos los niños menores de catorce años, miles de  ancianos, hombres y  mujeres de todas las razas, de todos los estratos sociales, de todas las condiciones físicas se les perdían el rastro.  Las policías recibían notificaciones de desaparecidos cada vez con más frecuencia. Las filas de personas en las delegaciones  intentando saber qué pasaba con sus seres queridos florecían tanto como el miedo.
Los gobiernos llamaban a la calma, que volvieran las personas a sus trabajos y a sus quehaceres  porque así podrían mantener las economías; los países se unían en la desgracia, había caos en las fronteras para pasar de un país  a otro porque todos querían  ir y venir buscando a su gente; las religiones llamaban a tener fe y esperanza, los jóvenes hacían marchas protestando en contra de todo lo que les parecía ser culpable de las desapariciones; nada tenía respuestas. Los astrólogos, videntes, tarotistas y numerólogos parecían  dar explicaciones a lo que estaba ocurriendo pero  no podían dar consuelo a  todos  los que sufrían las perdidas porque tampoco veían claramente lo que estaba ocurriendo. Hablaban de muerte y desgracias a nivel mundial.
La noche para la humanidad está aquí, presente. Se vive y respira. Nada parece tener luz en los corazones de los seres. Nosotros, los que estamos mirando cómo ocurren los hechos tenemos la  respuesta pero nadie nos quiere escuchar. Parece ser que prefieren seguir sufriendo sus desgracias. Como desde siempre  ha optado  la mayoría de los habitantes de tierra. Aprender desde el dolor y no desde el amor.



Mientras tanto, la primera gente que desapareció y que fue advertida por el colectivo mundial, llegó a destino de forma normal. Ni un incidente en el viaje. Al bajar del  avión se sentían contentos, llenos de algo especial en sus estados de vida. Los viajes siempre traen esperanzas de cosas nuevas. Todo funcionaba con normalidad. Lo único extraño era que muchas de las personas que esperaban ver, estaban inubicables. No contestaban teléfonos, mails o chats.  Sin embargo, las cosas parecían darse igual que siempre. Los que llegaban a sus casas se encontraron con todo lo material pero los demás integrantes de las familias  no estaban. Con el pasar de las horas el conjunto de la gente que llegó en ese avión  sintió muy confortable el ambiente en donde cada uno estaba a pesar de las ausencias. El aire parecía diferente, las calles tranquilas sin mucha afluencia de personas y nada de autos; el paisaje se veía más brillante y parecía ser que todo era de colores palpables. La armonía y el equilibrio inundaban cada rincón. Era como un bello sueño que con el pasar de las horas se hacía más real.
Cada respiración daba certezas de la realidad y todos la comprendían sin temer y sin dudar. No  tenían que esforzarse para tener la comida que requerían sus cuerpos o los líquidos que precisaban para su sed porque los árboles frutales abundaban repletos de  exquisitas y fragantes frutas, mientras que los manantiales brotaban desde la misma tierra sana y pura por todas partes. En  las casas todas las despensas estaban llenas de cosas que gustaban y alimentaban al cuerpo. La comodidad, la fraternidad entre todos los que se encontraban en sus actividades era todo lo soñado. La vida era la de siempre. Sus trabajos y ocupaciones eran los mismos de antes, sólo que nada de estresantes. El fin de trabajar es servir al bien común. Los caminos para llegar a sus destinos no requieren de avanzar grandes distancias porque en un abrir y cerrar de ojos ya llegan.  
No pasaron muchos días desorientados cuando la gente que amaban empezó a aparecer  y a pesar de que eran sólo algunos de ellos, aceptaban la situación sin  cuestionarse. Cuando comenzaron a hacerse preguntas, inmediatamente aparecieron en las redes sociales los seres que tenían las respuestas.
El tiempo ha cambiado. El grupo de ese lado es un grupo elegido para existir allí porque en este  lado comprendieron y vivieron el amor fraterno.
Las cosas ahora serán vividas de forma positiva. Todos construyendo en el bien y en beneficio de los del otro lado. De los que se quedaron porque no entendieron las cosas de la luz. Ellos  trabajarán en pos de aquellos enviándoles energías positivas todos los días. Las religiones no existen, sólo el  amor fraterno mueve a esta nueva humanidad. No hay gobiernos, sólo representantes de cada ciudad. Muy pronto la telepatía será su  forma de comunicarse entre todos. La llegada de nueva gente ha terminado. Los que se quedaron se quedaron, los que pasaron los umbrales se instalaron a vivir en este nuevo mundo que no es la muerte. Es una realidad paralela que sólo nosotros, los transeúntes, sabemos de su existencia porque tenemos el don de pasar de un lado al otro.  Somos seres privilegiados, humanos como todos pero con más comprensión de las cosas del espíritu. Cuando este grupo avance en su día a día, en sus vidas y muertes correspondientes para crecer, los que sigan en pie sin rendirse a la complacencia física desordenada, podrán avanzar a la siguiente realidad paralela que es más avanzada. El camino es largo porque las realidades paralelas que siguen son muchas y en ellas, la muerte del cuerpo no existe.

Mientras  observo el desorden de este lado triste, busco una persona, un humano que me escuche para ver si  podemos hacer algo más por el avance de estos seres sin esperanzas, ciegos al amor fraterno que es el único camino de avance pero todo es tan gris y la gente tan dolida. 

lunes, 20 de enero de 2014

Voz de tu voz.



Voz de tu silencio que se empina en medio de la noche oscura,
voz que se quiebra y retuerce sin altura, muda, que habla con sólo miradas atadas,
sin color, ensimismadas de miedo a los pies de la almohada.
Voz de tu escultura sonriente, entre los que te roban de mis playas imantadas,
con arenas endulzadas para tus manos;
Voz de tu silencio que se quiebra en plena floración,
 no hay canción que salve las alas rotas,
entregando con cuenta gotas  el silencio que nos une…
Frutos secos en el  llanto de lunas quebradas,
todo vuela en lejanías maltratadas, sin claridades.
Las nuevas oportunidades de vida reluciente
son semillas silentes si tu voz no usas…
¡Si  la usaras  para enraizar mi nombre a tu  sonrisa!
Pero los silencios miedosos de cada paso, atan las ganas,
atan insanas, los deseos a tiempos en oscuridad compartidos,
tristemente esparcidos en las almohadas que  sellan
atan y mellan todo sueño anhelado…
Voz de tu voz en silencios encerrada, martillando una oración
que se hace canción en la retina de los oídos de mi alma,
te amo con calma, recitas en tus silencios
y sin aspavientos que grafiquen, al resto, tu sentir,

en silencio me sabes decir el amor con el que me envuelves….

jueves, 2 de enero de 2014




Que haya salud, paz, amor y  trabajo para todos y que la poesía siga viviendo en cada rincón de los corazones. 

martes, 20 de agosto de 2013

Semilla de silencio...






 Dejé de existir un instante,
 en medio de un silencio ensordecedor que bajaba por mis venas,
engendrando penas en mi vientre maduro,
carcomiendo lo vivido seguro  de forma vertiginosa.
El color y el olor de la rosa se  hizo vacío,
todo el hastío invadió mi estancia sin tu voz de viento fecundo.
No sé a dónde fui,  dónde anduve fosilizando sombras,
encumbrando alfombras con ideas que no eran mías.
No sé si fui doliente, refulgente estrella o algún asteroide al que temían…
Tarde nublada en mis pupilas gastadas de tantos inviernos no amables,
soles sombríos, insondables, que no calientan lo necesario para crecer.
Juzgan mis pasos, mis lazos, mis fracasos y cuando busco ayuda
para no agarrotar mis pupilas, no tienen tiempo para mí.
Dejé de respirar en un instante postrero en que la menguante
 indicó sembrar para cosechar
pero mi piel dijo que es sólo en creciente que mis pasos sinceros
 tienen el destino que requiero para avanzar…
Y  las lunas en sus aposentos  llenan de cemento todas las pisadas,
las manos atadas a bolsillos usureros  retienen en postrero argumento,
 que no deja festejar…
Me quedé deambulando en algún silencio infecundo
que carcomió profundo el vendaval de risas que eran para mí,
dosificó a su antojo el beso anhelado,
 sólo  dejó un helado viento que me hizo llorar…
Me quedé enterrando memorias en los confines del reloj del tiempo

que no  da argumentos para seguir.

Eloísa Echeverría.

martes, 28 de mayo de 2013

En tu memoria.


Se vino esta pena a morderme el aliento,
quedó de cemento este corazón en luto distante,
un arma cortante es el vuelo de los fugaces;
 te rapto  y bailo los últimos compases, contigo,
y te santiguo en la memoria de mis rezos .
No sé qué fue lo que te hizo elegir,
¿El miedo? y tuviste que salir sin querer escuchar,
 ¿Qué te hizo callar? ¿La candidez de tu alma
que el viento mece con calma para irte fugaz?
 ¿Creíste que eras poco para mi vestido
o fue que yo, con mi latido,  era poco para tus pies?
Bailo el último baile en el recodo de los recuerdos
mientras el viento trae acuerdos y colores de ti.
No hubo, no hubo una afonía más seca, huraña,
no entendí el disparar de forma tacaña silencios a nuestras veredas;
Desde que tu voz  se encadenó al miedo inservible,
 un hecho irreversible; En el acueducto de mis pestañas
mueren las preguntas hurañas que se quedan sin respuestas,
quedan todas las alboradas en apuestas suspendidas,
marchitándose, mal paridas en el puente que no lleva  a destino,
no hay mayor dolor en el camino que desangrar el verso,
ese que es  el más terso, sin que leas que es tuyo.
Se  han cercenado las calzadas a la galaxia de vida
que describió el futuro de ida del que éramos dueños,
en alguno de los sueños en donde todo era posible…
Hasta tu sonrisa cobijada en mi almohada que arrulló,
la rima dulce del sueño en que te conoció.

jueves, 16 de mayo de 2013

Fantasma 1. (Participante de la Antología "Quehacer Ecológico" 2013.(Rubén Sada))







Fantasma   1.
                                             La selva de cemento me ahoga las ganas de respirar,
                                            añoro el bosque de árboles añosos que había en mi ventanal.

El árbol habló de soledades inacabadas,
 de piedras tiradas,
de vientos huracanados, miradas atadas
 que no dejaban pensar;
Habló,
de oscuras golondrinas de mal sentir que manipulaban el viaje,
el árbol lloró por el equipaje
de penas estancadas en tormentas florecidas
que multiplicaban calamidades esparcidas
 y  sólo temores para avanzar…
Habló de veedores que hacían vista sorda
  y no tenían cabidas
para arreglar manos asidas
y los sueños de los desplomados en el barrial.
El árbol habló del lodazal,
de las angustias que había en los caminos,
de gente que llamaba a los vecinos
y que nadie escuchaba en su gritar,
Dialogó con sigilo en su hablar
 de aquellos que partieron sin dejar ni un sello
de su pasada, de lo único, lo bello,
de su ocupación  en este peldaño
porque con cada año
los márgenes de la sociedad no los dejaron vivir…
Habló de todo lo que le hastiaba
 y que la carga estaba pesada
que eran los mismos de siempre haciendo lo mismo otra vez…
Que nada había cambiado en todo lo recorrido,
¡nada tenía sentido!
sólo habían  cambiado las caras en el matar.
No dejaban tranzar,
los espíritus codiciosos de siempre y a los pocos valientes
los dejaron silentes
por un mendrugo de pan.
El árbol dejó de existir porque una empresa con dinero                              
pagó el golpe certero
que lo hizo sucumbir por querer parlamentar,
por querer devolver el oxígeno a mi ventanal.
Es tiempo de parar e interesarse,
plantemos el árbol que nos quiere preservar.

viernes, 3 de mayo de 2013

Nada personal pero mi camino es de ida.




No han serpenteado las sombras bajo mi lengua;
he sido clara en mi verdad, no se ha trizado mi frente ante las razones
que me llevaron a defender esta postura;
No me gustan las fracturas que con todo me traen
pero no quemaré mis naves por darle el gusto a personajes
que se visten de trajes , corbatas y zapatos caros,
yo siento que hay que darle paro a esta falsedad;
Y si el corazón me habla con voz potente y estable,
con todo lo amable que me queda en mi ponencia de humana,
le pido como cristiana viviente del amor fraterno,
que se retire con su infierno a otras regiones
y que me deje con mis renglones de versos e historias,
para mantenerlas en las memorias de la gente soñadora,
y  no me tilden de señora amargada o poco imaginativa
que con tanta tentativa de llevarme a lo oscuro,
tenga por lo más seguro que saldrá perdiendo en su intento,
no se lo digo como lamento sino como mi regla de vida;
vivo mi historia consciente y hacer algo que no quiero hacer, no me lo pida,
porque mi viaje es de ida, no es de recuerdos que obstruyen,
de esos que se quedan en visiones que luego se diluyen en lo real y mundano,
si quiere, le ofrezco mi mano con todo el amor fraterno y humano
que para lo profano ya no me queda tiempo
porque vuelo en alas del viento a futuros prometedores
que me llena de razones para dejar lo pasado en el pasado,
lo vivido en lo vivido y si lo que pido no le gusta
a mi ya nada me asusta y puedo prescindir de su presencia
porque pertenece al pasado y a eso le puse un letrero de cerrado.