jueves, 14 de abril de 2016

Sentir 1




La aleación de luz en tu mirada,
con  eminente base en el cielo,
me entrega bello calor y hielo,
en perfecta y sensual armonía.
Todo es singular galantería
¡Me pierdo en electrizante vuelo!

Espiral veraniego es lo que huelo,
condimento sugerente en mis labios,
de un elixir de linaje de sabios,
es tu mirada  dulce, cautivante,
que me entregó inspiración hechizante,
en un hato de perfectos resabios.

Tu mirada y tus perfectos labios,
próximos por fracción principal,
al torbellino creador casual,
de opulencia con lastre divino,
navego en ellos gustando un vino;

¡Revivo, vuelo en  forma total!

1 comentario:

Forastero dijo...

Saludos, Eloísa.

Un poema bonito.

Que tengas un día magnífico.

***