viernes, 11 de abril de 2014

Extrañándote.








Sólo zumbidos de muerte sin equilibrios forestada,
caminatas mal forjadas en las calles del olvido,
sonidos sin sentido en la estructura de las sonrisa,
el tiempo va de prisa tras las huellas de los recuerdos;
no respeta los acuerdos que tengo con mi corazón,
el de guardar en un bolsón  de piedra  tallado
tu ser tan amado por esta mortal que envejece
pero que te lleva con creces en los sueños más profundos,
esos que  hacen fecundo todo lo que compartimos...

Ando extrañando la expresión de tus ojos maduros,
 que iluminaban lo oscuro de los rincones escarchados;
ahora van envenenados con el silencio de tu semblante
y todo ese talante que forjaba mis auroras …

Aleteo de mariposas tristes al despertar;
No sé caminar sin tu sonrisa amada apuntalando mis pasos…

Eloísa Echeverría.

2 comentarios:

elisa lichazul dijo...

ausencia presente en los versos nostálgicos, lo amado se evoca y la poesía brota natural

besitos y buen fin de semana

eloisa echeverria dijo...

Del amor que transporta...muchas gracias Elisa por tu paso amable por mis letras. Abrazos fraternos para ti Poeta.