lunes, 21 de abril de 2014

No más.






No soy más que esto que viene guardado en la memoria,
de los que antes hicieron la historia y  marcaron a fuego,
en donde no elevaron  ni un ruego por mis días en este sendero,
mancharon el camino postrero con sus orgullos mal paridos,
echaron al mundo hijos perdidos de la luz que reconforta,
aquella que siempre exhorta al camino de la paz;
no entregaron ni un as bajo la manga para seguir,
sólo dijeron que tenía que parir para continuar  existiendo…
Mientras ellos muriendo siguen con su perorata,
no escriben ni  una fe de errata para no caer en el mismo infierno
porque el mismo averno se repite de generación en generación…
Yo quiero mi propia canción y volar mis propios aprendizajes
construir mis propios paisajes para que mis retoños,
aprendan que sus otoños los tienen que construir en amor
con luz  y calor,  en sus corazones de  hijos del creador…
Quiero dulcificado el ambiente
no tanto combatiente en las esquinas y las calles,
no tanta pregunta y tanto detalle para saber que merezco,
para saber que pertenezco a este mundo de todos
y que tengo en cientos de modos  derechos y deberes,
no sólo quehaceres en el camino que me toca…
No soy más que esto que viene encajado en la sangre;
 ¡No moriré de hambre! Pero no quiero  seguir consumiendo
esto que está partiendo el corazón de a poco…

Rompo con mis manos los candados de esta prisión.

2 comentarios:

elisa lichazul dijo...

somos la resulta de muchas sumatorias , reciclajes y amasijos varios, somos una mezcolanza patiperra por un planeta rodando

buen fin de semana Eloísa
abrazos energéticos


si puedes quita la verificación de comentarios, llevo siete intentos entre letras y números , que me carga (mis ojitos ya ven tóo chino jajaja)

eloisa echeverria dijo...

Gracias amiga!! por tu paso de siempre. Abrazos fraternos. (he andado buscando lo de verificación de comentarios y espero haberle "achuntado" al tema)